Descubra el nuevo chocolate rosado que llegó a Colombia

Descubra el nuevo chocolate rosado que llegó a Colombia

En 2016 la periodista Véronique Hyland bautizó al rosa millennial como el color del momento. Desde objetos de decoración hasta dispositivos móviles y prendas de vestir se adueñaron de la tonalidad. Ahora es el turno del chocolate ruby, un cacao de color rosa millennial que acaba de llegar a Colombia.

Fue precisamente en 2017, en medio del auge de este enigmático color, que la empresa belga Barry Callebaut revolucionó el mundo de la chocolatería con esta innovación. El logro se centró en mantener el color natural de la mazorca de cacao ruby, que es de tonalidad rojiza, en el producto final.

 

Ochenta años tuvieron que pasar para descubrir esta joya que se une al mundo de la chocolatería. En 1937 Nestlé introdujo al mercado el chocolate blanco como resultado de cacao con leche, mantequilla y azúcar. De esta manera el rosa se convierte en el cuarto tipo de chocolate, luego del color oscuro, el chocolate de leche y el blanco.

Chocolate Ruby en Colombia

Esta propuesta fresca e innovadora llega a Colombia de la mano de la empresa Bakary, bajo la marca de Chocolates Wond. Los socios Nicolás Ponce de León y Estefanía Gutiérrez son quienes están detrás de la llegada del producto en el país.

 

“Nuestro principal foco es la innovación. Al estudiar las tendencias y los nuevos hábitos del consumidor, nos dimos cuenta de que había un gran porcentaje del público que no se veía retribuido con el producto final, así comenzó este camino hace tres años”, cuenta Nicolás Ponce de León, director general de Bakary.

 

Su primera apuesta como empresa fue mezclar chocolate en polvo con té chai y café, las dos bebidas más consumidas en el mundo. “La tendencia nos demostró que al nuevo consumidor le gusta la hibridación de sabores, que es la mezcla de dos o más sabores ya conocidos, por sabor o por forma”, asegura.

Durante sus años de análisis y búsqueda de productos innovadores, Ponce de León y Gutiérrez conocieron el chocolate ruby. Fue tanta su fascinación con este cacao que decidieron ponerse en contacto con Barry Callebaut, en Bélgica.

Allí inició un proceso que llevó a los socios a conocer las oficinas de Latinoamérica y la fábrica de la empresa en México.

Luego, “ellos vinieron a Colombia, estuvieron en nuestras oficinas y, aunque somos una microempresa, les llamó mucho la atención el tema de la innovación, que se basa en la creación del producto del consumidor del futuro de acuerdo a las tendencias”, relata Ponce de León.

Continuar Leyendo

0
    0
    Carrito
    Su carrito esta vacíoRegresar